50 Pensamientos poderosos para alcanzar el éxito – Jorge Álvarez Camacho

Por Revisar

50 Pensamientos poderosos para alcanzar el éxito.

Wayne Dyer decía: «Estás a un solo pensamiento de cambiar tu vida». Yo te ofrezco cincuenta pensamientos para que ese cambio se produzca realmente. Un cambio a mejor, claro está. Te aconsejo que leas sin prisas. Saborea cada palabra. Convierte tu lectura en un momento de auténtico relax. No leas por obligación o con el televisor encendido. Si vas a leer, ponte realmente a leer. Fácil, ¿verdad?

Se trata de cincuenta pensamientos que te ayudarán a inspirarte, a motivarte para que luches por tus sueños con un enfoque positivo; que te ayudarán a superar un desamor, a fortalecer tu relación de pareja, a ser más productivo en tu puesto de trabajo, a mejorar tu autoestima y un largo etcétera.

Lee cada pensamiento e interiorízalo. Normalmente, lo que hacemos es leer algo, dejarlo en nuestra mente y continuar leyendo. De ese modo, la enseñanza no baja hasta nuestro corazón, la olvidamos y, cuando se presenta la ocasión, no la aplicamos. Por eso, debes leer cada pensamiento varias veces, hasta que llegues a interiorizar la enseñanza. No leas este libro del mismo modo que una novela o un poema. Mi intención no es entretenerte, sino cambiar tu vida para mejor.

Personalmente, leo un libro en dos días. Luego, en los dos días siguientes, lo vuelvo a leer pero, esta vez, subrayando todo lo que considero importante. Cuando termino de subrayar, reinicio la lectura, pero solamente de lo subrayado. Es un proceso que hago cuando el libro es bueno (y el libro que tienes en tus manos lo es). Si en la primera lectura el libro no me llena, no lo subrayo. Lo que intento decirte es que un libro es una verdadera joya, como si tú y yo estuviéramos hablando íntimamente. Así que saboréalo, disfrútalo.

Cuando me amé de verdad.

  • Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.
  • Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.
  • Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.
  • Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.
  • Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.
  • Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.
  • Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario