Ardiente día de sol – Donald Curtis

Por Revisar

Ardiente día de sol.

El martillo descargó cuatro secos golpes en cada esquina del papel rectangular.

El pliego quedó adherido al tronco del árbol, con los cuatro clavos hundidos firmemente en la madera. La mano dura, nervuda, sabía cómo hacer esas cosas. El hombre era experto en ir clavando pasquines, sobre árboles, postes telegráficos o tablones de anuncios.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario