Ben-Hur (Ilustrado) – Lewis Wallace

Por Revisar

Ben-Hur (Ilustrado)

La historia del joven judío al que un adverso azar y el odio de un antiguo amigo romano hunden en la desesperación y casi en la muerte es tal vez más conocida por la aparatosa carrera de cuadrigas filmada por Fred Niblo y luego por William Wyler, que por la novela de Wallace. El autor quiso hacer un gran fresco histórico de los tiempos de Jesús de Nazaret y sus relaciones con el imperio romano. Realmente no faltó de nada: reyes magos, legiones, batallas navales, circo, carreras, venganzas, odios —amores también—, lepra, milagros, crucifixión, conversiones y final feliz. La falta de mesura del autor en ciertas ocasiones se percibe sobre todo en una edición íntegra como esta.

Sobre el Autor:

Lewis Wallace Nació en Brookville, en el Estado norteamericano de Indiana, el 10 de abril de 1827 y murió en Crawfordsville, población del mismo Estado, el 15 de febrero de 1905. Fue el segundo de los cuatro hijos del Gobernador de su Estado natal, quien para contrarrestar su indisciplina y su espíritu rebelde, le obligó a interrumpir sus estudios a los 16 años. El joven Wallace se vio obligado a trabajar en diversos empleos modestos, incluyendo el de copista en las oficinas del condado. Al mismo tiempo leía todo lo que podía y acudía con frecuencia a la biblioteca estatal de Indianápolis, capital de su Estado. Estudió leyes, participó en la Guerra de México, y en 1846 y 47 fue director de un periódico desde cuyas páginas defendía la ideología del partido «Free Soil». Fue ayudante general de Indiana. En mayo de 1855 se casó con Susan Arnold. En 1856 llegó a senador y organizó en Crawford una compañía de soldados que tomó parte en la Guerra de Secesión entre el Norte y el Sur. Alcanzó el grado de mayor general y colaboró en la conquista de Fort Danielson. En 1864 rechazó al general J. A. Early, salvando así la ciudad de Washington. Perteneció al tribunal militar que juzgó a los asesinos del presidente Lincoln.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario