Cada Juan tiene su Don – Álvaro de Laiglesia

Por Revisar

No da tregua Álvaro de Laiglesia a su fértil ingenio y, viva aún la excelente impresión producida por sus anteriores obras, brinda a sus múltiples lectores otra prueba evidente de sus opimas facultades, una vez más bajo un título sugeridor: Cada Juan tiene su Don.

Precisamente uno de los personajes creados por Álvaro de Laiglesia asegura en un momento crítico de su vida que ‘todo artista tiene que renovarse para seguir gozando del favor del público’. Es lo que sin cesar hace nuestro famoso autor.

Dentro del humorismo más puro, sus variados relatos ofrecen la más rica gama, que en algunos momentos bordea la nota sentimental y en otros se acerca a la expresión desgarrada, a la frase hiriente, a la punzante ironía.

Asegurando que Cada Juan tiene su Don no desmerece de las anteriores obras de Álvaro de Laiglesia, queda anotado el más cálido elogio de la nueva serie de novelas debidas al justamente celebrado autor, que con razón ocupa privilegiado lugar entre los escritores contemporáneos.

Sobre el Autor:

Álvaro De Laiglesia (Sebastián, 1922 – Manchester, 1981). Escritor español. Prolífico autor de narraciones humorísticas, fue director del semanario satírico La Codorniz.

Partiendo precisamente de una idea suya, M. Mihura fundó La Codorniz (1944-1977), cuyo lema fue «el humor más audaz para el lector más inteligente». En esta publicación colaboraron autores como W. Fernández Flórez, R. Gómez de la Serna y J. Poncela.

Álvaro de Laiglesia destacó como novelista gracias a grandes éxitos populares como Una mosca en la sopa (1944), Todos los ombligos son redondos (1956), Yo soy Fulana de Tal (1963),Fulanita y sus menganos (1965), y Una larga y cálida meada (1975).

En sus libros logró extraer los rasgos humorísticos de los puntos débiles de la actualidad social de la época, incluidos los más serios o escabrosos. En el ámbito teatral escribió varias comedias y colaboró con Miguel Mihura en El caso de la mujer asesinadita (1946).


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario