Cartas a mis amigos – Silo

Por Revisar

Sobre la crisis social y personal en el momento actual.

¿Qué rumbo llevan los acontecimientos? ¿Qué haremos frente a los cambios de valores, significados y comportamientos? ¿Cómo asumiremos las transformaciones económicas y tecnológicas? ¿Significan algo las aspiraciones de las sociedades y los individuos en la mecánica de los acontecimientos actuales?

El autor aportando las complejas claves históricas que nos han traído hasta el momento actual da un mensaje optimista.

«… A diferencia de otras épocas llenas de frases huecas con las que se buscaba reconocimiento externo, hoy se empieza a valorar el trabajo humilde y sentido, mediante el cual no se pretende agrandar la propia figura sino cambiar uno mismo y ayudar a hacerlo al medio inmediato familiar, laboral y de relación».

«… Cuando alguien siente que aún la persona más “insignificante” es de superior calidad humana que cualquier desalmado puesto en la cumbre de la coyuntura epocal… Cuando sucede todo esto, es porque en el interior de ese alguien comienza a hablar nuevamente el Destino que ha movido a los pueblos en su mejor dirección evolutiva; ese Destino tantas veces torcido y tantas veces olvidado, pero reencontrado siempre en los recodos de la historia».

Sorprende que estas cartas tan actuales a día de hoy, otoño de 2020, fueran escritas entre 1991 y 1993. Pronosticaron nuestro presente y quizá nuestro futuro… Dan claras referencias sociales y personales para construir, en un mundo tan cambiante, un futuro esperanzador y verdaderamente humano.

Sobre el Autor.

Silo, seudónimo de Mario Rodríguez Cobos (Mendoza, Argentina, 6 de enero de 1938 – Mendoza, Argentina 16 de septiembre de 2010). Escritor, conferenciante, fundador del Movimiento Humanista y revolucionario de la «no-violencia», escribió libros, cuentos, artículos, ensayos y estudios relacionados con política, sociedad, psicología, espiritualidad y otros temas. Siempre polémico, ha sido considerado desde corruptor de la juventud a profeta, pasando por profundo pensador para unos y guía espiritual para otros. Él se definía como un simple escritor.

De joven fue un destacado estudiante, pero insatisfecho por la limitante formación universitaria abandonó los estudios. «Dejó de interesarme» comentó mucho más tarde cuando le preguntaron sobre el tema. Desde aquella época estudiantil y como resultado de observaciones y experiencias personales, empezó a formar grupos de estudio e investigación sobre el ser humano y su problemática existencial y social, tarea que no abandonaría en toda su vida.

Con el correr del tiempo aquellos grupos se ampliaron e impulsaron la transformación social y personal a través de diferentes organizaciones, dando lugar a la corriente de pensamiento hoy llamada Humanismo Universalista o Nuevo Humanismo. A partir de los ochenta su actividad literaria se incrementa: «La Mirada Interna», «El Paisaje Interno», «Humanizar la Tierra», «Contribuciones al Pensamiento», «Cartas a Mis Amigos» etc.

El 6 de octubre de 1993 la Academia de Ciencias de Rusia le otorgó el título de Doctor Honoris Causa como un reconocimiento a su obra. Ya en el siglo XXI el trabajo acumulado por aquellos pequeños grupos se materializa al construir en diferentes lugares del mundo lo que llaman «Parques de estudio y reflexión». Son espacios abiertos para profundizar en uno mismo y favorecer la no-discriminación, el afecto y la reciprocidad en el trato a los demás.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario