De buena fe – Jane Smiley

Por Revisar

De buena fe.

Corre el año 1982 y Joe Stratford, un joven agente inmobiliario recién divorciado, parece estar pasando una buena racha tanto profesional como personal. En el trabajo se siente satisfecho y realizado ayudando a comprar y vender casas; sentimentalmente, su vida toma un nuevo rumbo al iniciar una relación con Felicity, una joven excéntrica, casada e hija de Gordon, el socio y mentor de Joe. De manera casual, Joe traba amistad con Marcus Burns, exinspector de Hacienda que lo ha dejado todo para emprender negocios y enriquecerse. Según él, han llegado nuevos tiempos y es muy fácil hacer dinero, solo hay que tener valor y arrojo. Seducidos por esas perspectivas, Joe y Gordon se embarcan con Marcus en una empresa inmobiliaria de lujo, que les tiene tan ocupados que no se dan cuenta de la tela de araña que va tejiéndose a su alrededor. Jane Smiley retrata en De buena fe una época, la de los años ochenta, que ofrecía múltiples posibilidades y que supuso para muchos estadounidenses el despegue económico, y lo hace magistralmente a través de unos personajes que el lector reconoce como de carne y hueso, próximos y entrañables.

Sobre el Autor:

Jane Smiley nació en Los Ángeles y creció en St. Louis. Es autora de seis libros de narrativa, de los que destacamos la novela The Greenlanders y dos libros de cuentos: Ordinary Love & Good Will y La edad de la aflicción. En 1991, con Heredarás la tierra, obtuvo no solo el cotizadísimo National Book Critics Circle Award, sino también el prestigioso Premio Pulitzer. En la actualidad es profesora en la Iowa State University, donde ella misma estudió.

Es admirable la maestría con la que Jane Smiley trasladó al interminable llano de Iowa una de las más célebres tragedias del muy inglés Shakespeare, El rey Lear, insinuándole al lector en todo momento las sutiles similitudes y echando mano de toda la carga pasional, trágica de sus personajes. El resultado es una de las novelas más originales de la literatura norteamericana de los últimos años.


Sin Comentarios

Deja un Comentario