Déjala que caiga – Paul Bowles

Por Revisar

Déjala que caiga.

Nelson Dyer reside en Nueva York donde trabaja de cajero en un banco. Hastiado de la irrelevancia de su vida, se traslada a Tánger en busca de un cambio radical y acepta un empleo en una agencia de viajes regentada por un viejo conocido suyo, Jack Wilcox. Pero, de hecho, lo que le interesa es sumergirse en los bajos fondos de la ciudad: sus bares y burdeles; sus salas de cine porno; sus aristócratas y sus prostitutas; y en turbias transacciones financieras.

Determinado a conseguir que algo ocurra en su nueva vida, se ve arrastrado por una serie de acontecimientos cada vez más siniestros de los que parece imposible escapar. Esta magistral narración de un descenso a los infiernos es para muchos la mejor novela de Paul Bowles.

Sobre el Autor.

Paul Bowles (Nueva York, 1910 – Tánger, 1999) fue un escritor y compositor estadounidense. Antes de terminar el bachillerato publicó dos poemas surrealistas en Transition, una revista literaria internacional. Tras un viaje a París regresó a Nueva York para estudiar con compositor Aaron Copland durante los años treinta. En el curso de los veinte años siguientes escribió partituras para numerosos ballets y compuso la música de muchas películas y obras de teatro. En 1938 se casó con Jane Auer, autora de teatro y novelista. Ella le animó para que volviera a escribir y Bowles produjo diversos relatos y escribió crítica musical para varias publicaciones.

En 1947, la pareja viajó a Marruecos y se estableció en Tánger. Su primera novela, El cielo protector (1949), se convirtió en un éxito de ventas y fue llevada al cine en 1991 por Bernardo Bertolucci. A ésta le siguieron Déjala que caiga (1952) y La casa de la araña (1955). Diario de Tánger 1987-1989 (1991) ofrece una crónica de su vida en Marruecos. Fruto de sus viajes por África es el libro de notas Cabezas verdes, manos azules (1963). Publicó también varios volúmenes de relatos, además de libros de poemas y traducciones de cuentos populares africanos.


Sin Comentarios

Deja un Comentario