El donador de almas – Amado Nervo

Revisado

Rafael Antiga es un doctor que recibe de su amigo Andrés Esteves un regalo especial, el alma de una persona fallecida.

Esta alma es la de Alda, una monja de clausura llamada Sor Teresa que pasa el tiempo en meditaciones, por lo que su alma puede salir cuando quiere, Esteves hace que Alda se aloje en uno de los hemisferios del cerebro del doctor Antiga.

La relación al inicio es muy positiva, pero a medida que pasa el tiempo va cambiando.

Sobre el Autor.

Amado Nervo Ordaz (Tepic, México, 1870 – Montevideo, Uruguay, 1919). Poco después de la muerte de su padre, en 1884 ingresa como interno al Colegio San Luis Gonzaga de Jacona, Michoacán, donde cursa dos años de estudios preparatorios. En 1885 su madre y hermanos se trasladan a Zamora, Michoacán; al año siguiente, Amado ingresa al seminario de aquella ciudad, escribe sus primeros poemas y prosas, concluye la preparatoria, inicia la carrera de leyes y estudia un año de teología. En 1891 abandona el seminario y vuelve a Tepic.

A mediados del año siguiente se traslada al puerto de Mazatlán, Sinaloa, donde publica sus primeras crónicas en el diario vespertino El Correo de la Tarde, así como adelantos de sus dos poemarios iniciales: Perlas negras y Místicas. En julio de 1894 se instala con su familia en la Ciudad de México y trata a Luis G. Urbina, Manuel Gutiérrez Nájera y Justo Sierra, entre otros autores a los que dedica algunas «Semblanzas Íntimas» en El Nacional, donde también firma con varios seudónimos la columna «Fuegos Fatuos»; poco después inicia otra columna, «La Semana», para El Mundo. Semanario Ilustrado.

En abril de 1900 llega a París como corresponsal de El Imparcial para cubrir la Exposición Universal. Traba amistad con Rubén Darío. En agosto Rafael Reyes Spíndola, propietario de El Imparcial, lo despide por colaborar en otras publicaciones. En medio de penurias, escribe el poema extenso La hermana Agua, concluye su primera antología personal, Poemas, y gestiona la traducción de la novela corta El bachiller. El 31 de agosto conoce a Cécile Louise Dailliez Largillier (Ana Cecilia o Anita en la prosa y la poesía nervianas) con la que vivirá once años.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario