El Libro de las cosas nunca vistas – Michel Faber

Por Revisar

El Libro de las cosas nunca vistas.

¿Las relaciones a distancia? Una broma; un juego de niños comparado con lo que Michel Faber hace pasar a sus personajes, algo así como una historia de amor interplanetario en la que el protagonista, un pastor cristiano, se ve embarcado en una misión para evangelizar el remoto planeta Oasis mientras su mujer le va detallando cómo la Tierra se va lentamente al garete.

Una historia que podrían haber firmado a medias Stanislav Lem y Douglas Adams de no ser porque aquí hay más dolor que absurdo y el fantasma de la enfermedad y la muerte atraviesa las páginas y desborda la ciencia-ficción, la novela filosófica y el relato humanista.

Sobre el Autor.

Michel Faber (La Haya, Países Bajos13 de abril de 1960). Él y sus padres emigraron a Australia en 1967. Asistió a la escuela primaria y secundaria en los suburbios de Melbourne de Boronia y Bayswater, luego asistió a la Universidad de Melbourne, estudiando holandés, filosofía, retórica, idioma inglés y literatura inglesa. Se graduó en 1980. Trabajó como limpiador y en varios otros trabajos ocasionales, antes de formarse como enfermero en los hospitales de Marrickville y Western Suburbs en Sydney. Trabajó como tal hasta mediados de la década de 1990. En 1993, él, su segunda esposa y su familia emigraron a Escocia, donde todavía residen.

Ha ejercido la crítica literaria en el Scotland Sunday y el Sunday Herald, y trabajado para The Guardian. Es miembro de la ONG Médicos sin Fronteras. Ha recibido numerosos premios literarios, como premios de cuentos cortos, incluido el Neil Gunn, el Ian St. James y el Macallan.

Destacan entre sus obras Bajo la piel (2002) y Pétalo carmesí, flor blanca (2007). En su última novela publicada, en la que los extraterrestres, los viajes espaciales, la colonización planetaria de El Libro de las cosas nunca vistas parece sugerir su lectura como ciencia ficción. En cambio, es un trabajo desgarrador sobre las complejidades de la vida matrimonial, un hecho aún más conmovedor por la declaración de Faber al New York Times de que planea hacer de esta novela, que es solo la tercera, la última. Eva, la esposa de Faber, murió en julio, días antes de entregar sus últimos cambios al manuscrito de El Libro, y “aquellos que trabajan estrechamente con el Sr. Faber dicen que su decisión de dejar de escribir novelas puede ser una manifestación de dolor”, según el Times.


Sin Comentarios

Deja un Comentario