La Consciencia – P. D. Uspenskii

Revisado

La Consciencia.

Merrily Taylor escribe en la introducción: «Uspenskiï fue el maestro de la palabra hablada, así como de la escrita. Fue, en primer lugar, un instructor. Y los cinco trabajos de este volumen son el producto no de un hombre que escribe en solitario en un estudio sino de un instructor que transmite un sistema de ideas tradicional que pertenece a las escuelas del cuarto camino, que únicamente pueden ser apreciadas despacio y entendidas correctamente mediante meditadas preguntas de sus oyentes y por su sincero deseo de aprender».

Los primeros cuatro ensayos de este volumen se construyeron con transcripciones de conferencias de Uspenskiï; la quinta está formada por «Notas sobre la decisión a trabajar», «Notas al trabajo en uno mismo» y «¿Qué es la escuela?». Éstos se imprimieron originalmente para su distribución privada entre 1952 y 1955, y se hacen llegar ahora al público en general por primera vez.

Cada ensayo concentra en sí mismo un importante principio del sistema y tomados en su conjunto, ejemplifican su trabajo psicológico práctico; tomados por separado, cada uno puede ser abarcado de una sola sentada y puede servir entonces como una «llave» que nos aproxime a la riqueza contenida en los libros más extensos de Uspenskiï.

Sobre el Autor.

P. D. Uspenskiï (Moscú, 1878 – Surrey, Inglaterra, 1947) fue el filósofo e investigador ruso que acogió la geometría euclidiana y no euclidiana en sus numerosos libros sobre la psicología y las dimensiones más elevadas de la existencia. Uspenskiï estudió el sistema del maestro griego armenio G. I. Gurdjieff directamente bajo su supervisión desde 1915 hasta 1924, y sobre esta base preparó no solo las conferencias que se recogen en este libro, sino también el más completo y preciso tratado acerca de las enseñanzas de Gurdjieff, publicado bajo el nombre de Fragmentos de una enseñanza desconocida.

En 1908 viajó por Turquía, Grecia y Egipto, y cuando regresó a Rusia abandonó Moscú para establecerse en San Petersburgo, donde comenzó a dar conferencias públicas sobre sus viajes y su continua búsqueda de lo milagroso. Fue seguramente el más emblemático alumno de Gurdjieff, al cual conoció en Moscú, en la primavera de 1915. Sin embargo, a partir de 1918, la relación entre ambos fue menos intensa.

En 1920, debido a la Revolución rusa se vio obligado a refugiarse en Constantinopla, lugar en el que se reencontró con Gurdjieff y organizó un grupo de estudios. Posteriormente se radicó en Inglaterra, donde escribió sus trabajos más importantes e intervino en la creación del Instituto Gurdjieff. En 1924 tornó a trabajar independientemente de Gurdjieff, coincidiendo con la partida de éste hacia América. La última vez que se vieron fue en París en 1930.

Durante la Segunda Guerra Mundial se trasladó a EE. UU. En 1947 regresó a Inglaterra, falleciendo allí, en Surrey, el 2 de octubre de ese año. Existen testimonios de que entre los más asiduos asistentes a sus conferencias se hallaban figuras de la talla de Aldous Huxley, T. S. Eliot, Gerald Heard, Maurice Nicoll y otros escritores, periodistas y científicos famosos.


Sin Comentarios

Deja un Comentario