Los cinco en la caravana – Enyd Blyton

Por Revisar

Son las vacaciones de verano, y los Cinco están en la casa de Julián, Dick y Ana, ya que Quintín está comenzando uno de sus experimentos y no va a ser agradable aguantar su mal genio. Al ver el desfile de un circo, deciden pasar las vacaciones en unas pequeñas caravanas de madera tiradas por caballos, cerca de donde acampa el circo, en el Lago Merran.

Allí se hacen amigos de Nobby, un huérfano que vive con su tío, «Tigre Dan». Nobby, que tiene mucha mano con los animales.

Sobre la Autora.

Enid Blyton (1897-1968). Nació en Dulwich, localidad al sur de Londres, Inglaterra. Tuvo dos hermanos. Sin duda ha sido la autora de libros infantiles y juveniles mas leída del mundo entero.

Desde pequeña le gustaba mucho leer. Entre sus libros favoritos se cuentan Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo de Lewis Carroll. Leía todos los libros de cuentos y leyendas que caían es sus manos. Según nos cuenta ella misma en un libro sobre su vida, se leyó dos veces de cabo a rabo una enciclopedia infantil que la animó a leer más y más. Y también le gustaba la poesía.

Después de iniciarse en los estudios de medicina, los abandonó para estudiar magisterio movida por una fuerte inclinación hacia la juventud. Cuando era maestra lo que más le gustaba era explicar cuentos.

En 1924 se casó y tuvo dos hijas, Gillian e Imogen. Aunque tanto Gillian como Imogen ya son mayores, todavía recuerdan como su madre escribía una historia detrás de otra con la máquina de escribir encima de sus rodillas; en el jardín cuando el tiempo era bueno y junto al fuego durante el invierno.

La casa donde vivió con su familia se llamaba Green Hedges, que significa Setos Verdes y tenía un precioso jardín, no muy grande, pero que rodeaba la casa. Habían allí muchas flores, abetos, un viejo avellano y otros árboles. También tenía un estanque con peces dorados. A Enid Blyton, como a la mayoría de los ingleses le encantaba cuidar de su jardín.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario