Los convidados de agosto – Rosario Castellanos

Por Revisar

Los convidados de agosto.

En la poesía lírica y dramática así como en la prosa narrativa y el ensayo, Rosario Castellanos (1925-1974) es la más distinguida escritora de México. Lamentación de Dido, Al pie de la letra, Lívida luz justifican su prestigio poético. Dos novelas: Balún Canán, Oficio de tinieblas y un libro de relatos, Ciudad Real, han renovado la literatura de tema indigenista y hecho conocer —en Europa, en los Estados Unidos— el nombre de Rosario Castellanos.

Los convidados de agosto presenta una nueva dimensión en sus obras realistas: la vida de la pequeña clase media en la ciudad provinciana (frontera todavía entre el México indio y el resto del país), en la gran aldea rígidamente clasista poblada aún por los pequeños dramas que suelen engendrar tradiciones, prejuicios o costumbres acaso (y por desgracia) inalterables.

Tres cuentos y una breve novela, El viudo Román, reúne este volumen, que nos da una imagen que trasciende el localismo y nos pone ante una serie de personajes —observados con piedad e ironía y por medio de un estilo ceñido admirablemente a su materia— en el momento de una elección que no siempre sabrán aprovechar; hijos de una sociedad inhumana, petrificada y cuyo fracaso los conducirá a orillas de la vida para sobrellevar el rencor, la soledad sin remedio.

Sobre la Autora.

Rosario Castellanos. Narradora, poeta, dramaturga y ensayista, Rosario Castellanos Figueroa es considerada como una de las escritoras más importantes del siglo XX. Nace en la Ciudad de México el 25 de mayo de 1925, a los pocos días de nacida sus padres la llevan a vivir a Comitán, Chiapas, donde transcurre su infancia y adolescencia.

Durante este periodo, la escritora queda marcada por la forma de vida en la provincia chiapaneca y la figura de su nana, quien es la encargada de, prácticamente, toda su educación ante la indiferencia paterna hasta la edad de 16 años, cuando retorna a la Ciudad de México junto con sus padres. Estudió la carrera de Filosofía y Letras así como la maestría en Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Laboró en el Instituto de Ciencias y Artes de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, como promotora cultural; en el Instituto Nacional Indigenista donde dirigió el Teatro Guiñol del Centro Coordinador Tzeltal-Tzotzil; se desempeñó como Directora General de Información y Prensa de la UNAM (durante el rectorado de Ignacio Chávez Sánchez, 1960-1966); impartió las cátedras de Literatura comparada, Novela contemporánea y Seminario de crítica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Máxima Casa de Estudios (1962-1971).

Fue becaria Rockefeller en el Centro Mexicano de Escritores de 1954 a 1955. Obtuvo el Premio Chiapas 1958, por Balún Canán, y en 1961 se le otorgó el Xavier Villaurrutia por Ciudad Real. En 1962, Oficio de tinieblas obtuvo el Premio Sor Juana Inés de la Cruz. Mereció también los premios Carlos Trouyet de Letras 1967 y Elías Sourasky 1972.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario