Ojos bonitos – Corín Tellado

Por Revisar

Al pasar a la altura de la terraza del café Oriental, la muchacha levantó los ojos. Eran extraordinariamente grises, de un gris claro y transparente. Indudablemente bellísimos. César parpadeó. Los suyos eran negros y serios. Siguieron la esbelta figura vestida de oscuro que caminaba calle abajo con un paquete bajo el brazo. –Asombrosamente guapa –dijo César, sin poder disimular su admiración. –Pero inasequible –replicó indiferente Jesús Padilla. –¿Sí? ¿Por qué? Jesús alzóse de hombros.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario