Todo lo que necesita ser dicho – Fernando G. Delgado

Por Revisar

Todo lo que necesita ser dicho.

La jerarquía que decía predicar el amor y atizaba la guerra, el pastor amanerado en cruzada contra la homosexualidad, los custodios de la castidad entregados al abuso intramuros de la escuela o del monasterio; es decir, la doble moral sexual y de costumbres de la Iglesia católica es el asunto central de estas elegantes y agudas reflexiones de Fernando Delgado.

El autor comenta la vida de los últimos papas, del incansable y tosco Juan Pablo, del presumido Benedicto, del esperanzador Francisco. Una obra tan concisa como intensa, justiciera y reflexiva, que Delgado cierra rescatando su registro poético para recordar a tres amigos ausentes: Gloria Fuertes, Terenci Moix y Pedro Zerolo.

Sobre el Autor.

Fernando González Delgado nació en Santa Cruz de Tenerife, el 1 de febrero de 1947)

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comienza su carrera profesional en el Diario El Día. Más tarde pasa a los diarios Pueblo e Informaciones, donde se convierte en crítico literario.

Su salto al mundo de la radio se produce a través de Radio Nacional de España, donde ingresa por oposición en 1967. Con el tiempo, llega a convertirse en el primer Director de Radio 3 (en 1981-1982) y de la propia RNE dos ocasiones:1982-1986 y 1990-1991.

Bajo su primer mandato realizó una profunda renovación en formatos y contenidos y abandonaron la cadena pública profesionales como Luis del Olmo, Jesús Quintero, Alejo García y Julio de Benito, siendo finalmente destituido por Pilar Miró.

En 1986 fue nombrado miembro del Consejo de RTVE, a propuesta del PSOE, cargo que ocupa hasta 1990.

En 1991 pasa a ser Director de Tele-Expo, la cadena televisiva de la Exposición Universal de Sevilla 1992. Una vez finalizada la misma, se convirtió, junto a María Escario, en el nuevo presentador de los Telediarios de TVE del fin de semana, en sustitución de Rosa María Mateo.

En 1996, tras la renovación del equipo directivo de la cadena, es relevado de su cargo al frente del informativo y regresa a la radio, incorporándose a la Cadena SER, donde se hace cargo del magazín A vivir que son dos días, un espacio sobre arte, cultura, ocio y actualidad, en el que permanece hasta 2005, después de haber alcanzado el liderazgo de audiencia en su franja horaria del fin de semana.


Sin Comentarios

Deja un Comentario