Año 303: Inventan el Cristianismo – Fernando Conde Torrens

Por Revisar

Año 303. Inventan el Cristianismo.

Se necesita imaginación para suponer que el emperador Constantino, en el año 303, reuniera un pequeño equipo redactor y les encargara escribir los cuatro Evangelios y varios textos más, todos ellos falsificados, con el fin de implantar en todo el Imperio su nueva religión, el Cristianismo.

Pero conforme avanza el relato, el autor se encarga de demostrar que la trama que expone en este libro no es una ficción, ni una invención suya, sino la exacta descripción de lo que sucedió. Para ello aporta pruebas documentales irrefutables, presentes en los propios textos, en los Evangelios y en varios escritos más del Nuevo Testamento. Demuestra que el Cristianismo fue creado en el siglo IV por el Emperador Constantino, siendo Eusebio de Cesarea y Lactancio los autores de todos los libros del Nuevo Testamento.

Este libro es una reconstrucción histórica en forma de apasionante novela, pero si el lector quiere las pruebas puede recurrir a los anexos del libro.

Las investigaciones del autor a lo largo de más de veinte años le permiten afirmar que: «El que miente por escrito se expone a que lo pillen y ahora puedo justificar que Jesús existió, igual que Don Quijote y Sancho Panza: en la ficción».

«Hay que tener mucho miedo a la verdad para no querer enterarse…».

Sobre el Autor:

Fernando Conde Torrens (Irun, Guipúzcoa, España, 1945). Realiza sus estudios en Pamplona (Bachiller Superior), Vitoria (Peritaje Industrial) y Bilbao (Ingeniería Industrial). Trabaja en la Empresa privada de 1970 a 1995. Se dedica a la docencia desde 1995. Consigue plaza como Profesor Titular de Escuela Universitaria en Diciembre de 1999 (Universidad de la Rioja). Obtiene el grado de Doctor Ingeniero Industrial en Marzo de 2001 (Universidad Pública de Navarra).

Fruto de un interés personal y durante los últimos 30 años compagina sus obligaciones profesionales con la investigación sobre la historia de las ideas (Filosofía y Religión). Poder traducir latín, griego koiné y hebreo bíblico le permite acceder a los escritos en su idioma original.

Conde hace una revisión crítica de las fuentes oficiales cristianas, en lo tocante al periodo de las persecuciones, subraya que no hubo persecuciones ni mártires. «No hubo persecución sistemática de cristianos», entre otras razones —argumenta— porque «no existían físicamente, sino solo sobre el papel».

Es autor de una veintena de libros, de los que ha editado «El Grupo de Jerusalén y los Evangelios que generó», «Simón opera magna», «La Salud» y «Año 303. Inventan el Cristianismo».


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario