El pequeño Nicolás: ¡Diga! – René Goscinny

Por Revisar

¡Por fin Alcestes tiene teléfono! Lo malo es que grita mucho, bueno, más bien «berrea» por el auricular y no se entera de lo que le dices. Al pequeño Nicolás, con tanta llamada y tanto grito se le ha enfriado la sopa. Por eso su padre le ha quitado el teléfono y ha insultado por error a su propio jefe. Sí, Alcestes tiene teléfono por fin, pero al pequeño Nicolás se lo ha quitado su padre para siempre.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario