El seductor – E. Phillips Oppenheim

Por Revisar

El seductor.

El tejido social de la nobleza está deshilachado…

Reginald Philip Graham Thursford, barón Travers, marqués de Mandeleys, salió una mañana de mayo de los lúgubres recintos de los Tribunales de Justicia sin prisa, pero con ciertas evidencias de un decidido deseo de dejar el lugar detrás de él. Primero cruzó la acera y luego la calle, pilotada aquí y allá por su compañero un tanto servil, y dobló por el Strand, hacia el oeste. Luego, en esa vía democrática, por primera vez desde que había ocurrido la calamidad, sus labios se abrieron de una manera algo singular.

«¡Bueno, estoy maldito!» exclamó, con un énfasis lento y significativo.

El Marqués es un perfecto caballero de la vieja escuela: educado, descuidado, divertido y culto. Es el propietario de la mansión de Mandeleys, pero está fuertemente hipotecada. Un criado de la familia, Richard Vont, recibió una cabaña en el límite de la propiedad y se niega a venderla. El marqués se ha arruinado demandando la devolución de la cabaña.

Para complicar las cosas, el marqués ha sido el amante de la hija de Vont, Marcia, durante veinte años. Esto ha creado tal enemistad que Vont se fue a Estados Unidos con su sobrino David. David regresa millonario y tiene la intención de completar la devastación del Marqués y su patrimonio. Si solo no fuera por la hermosa hija del marqués Letitia…

Aunque esta novela se publicó en 1919, su escenario y tema es más consistente con un período anterior a la guerra. La moral del marqués y su actitud hacia los demás es claramente un producto del siglo XIX. El droit du seigneur incluso se invoca varias veces en la historia. Hay una interacción interesante entre los personajes con respecto a la evolución de la moral, los derechos de la mujer, el efecto de la rígida moral y la inflexibilidad religiosa de la época.

Sobre el Autor.

Edward Phillips Oppenheim (Londres, 1866 – Guernesey, 1946) fue un escritor británico, autor de más de un centenar de novelas de género policíaco que le granjearon una extensa celebridad entre los lectores de todo el mundo durante la primera mitad del siglo XX.

Hijo de Edward John Oppenheim, un comerciante de cuero, acudió a la escuela de gramática Wyggeston en Leicester hasta los 16 años, edad a la que deja los estudios para ayudar a su padre en el negocio familiar, actividad a la que se dedicaría durante más de veinte años. Tras morir su padre, comienza a desentenderse del negocio para dedicarse de lleno a la escritura. Su primera novela, Expiation, fue escrita en 1887.

Por motivos de negocios, viajó por toda Inglaterra y el continente europeo, y en 1892 se marcha a los Estados Unidos, donde conoció a su futura esposa, Elsie Clara Hopkins, con quien tendría una hija, Josefina.

Aunque publicó algunos de sus primeros libros bajo el seudónimo de Anthony Partridge, pronto se convirtió en un conocido escritor de relatos y novelas, algunas de los cuales también ilustró. Sus narraciones policíacas presentan la singularidad de conceder muy escasa importancia a la detención del criminal e, incluso, a la resolución del delito, ya que en todas ellas prima el interés del narrador por reflejar a la perfección unos sofisticados ambientes (por lo general, relacionados con el mundo de la diplomacia) propios de las clases altas de la sociedad británica.

Está considerado como uno de los grandes renovadores del género, al que aportó un componente de elegancia y distinción que constituye la mejor seña de identidad de sus obras, destacando entre las mismas por la celebridad que alcanzó The Great Impersonation (1922), pionera en su género.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario