El sol del invierno – Eugénio de Andrade

Por Revisar

El sol del invierno.

«Simplicidad» y «sencillez» son términos a los que con los años fui teniéndoles cada vez más desconfianza, sobre todo cuando se habla de poesía. Y encontrarme ahora con los poemas de Eugenio de Andrade me da la feliz posibilidad de recordar que hay modos de asumir la simplicidad y la sencillez que muy pocos alcanzan, pero, cuando eso ocurre, y a través de los cuales, cuando se alcanzan, se produce algo así como un pequeño milagro.

Una disponibilidad para disfrutar pequeños movimientos de la propia sensibilidad y para percibir con algún asombro lo que habitualmente resulta intrascendente, y, a través de todo eso, advertir en uno la vibración de la vida.

Sobre el Autor.

Eugénio de Andrade, seudónimo de José Fontinhas (Póvoa de Atalaia, Beira Baixa, 19 de enero de 1923 – Oporto, 13 de junio de 2005). Nombre fundamental en el panorama de la lírica portuguesa. Tras vivir en Coimbra y Lisboa en su juventud, residió en Oporto desde los años cincuenta y allí ha escrito y publicado la mayor parte de su obra: más de veinte libros de poesía, así como otros de prosa, textos para niños y traducciones. En el año 2001, recibió el premio Camões, el más alto galardón de las letras portuguesas.


Sin Comentarios

Deja un Comentario