Inesperadamente – Corín Tellado

Por Revisar

Bing mantenía sus dudas. Zoe, a su entender, era digna de amor. Más, no por ello, aquellos hombres habían de amarla, desinteresadamente. Zoe Bianchi tenía mucho dinero, demasiado dinero para esperar solo amor en la vida.

¿Y a él qué diablos le importaba que fuera más o menos querida? Era su amiga, su vecina, y cuando pasaba junto a su casa le sonreía suavemente y le decía buenos días o buenas tardes o buenas noches. Todo se reducía a eso. Él no podía pensar en una mujer como Zoe. No tenía dinero, vivía del producto de aquella pequeña granja, tenía dos criados, una cojera, un bastón y treinta años. La cosa no era consoladora, precisamente.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario