La casa de las bellas durmientes (trad. Pilar Giralt) – Yasunari Kawabata

Por Revisar

La casa de las bellas durmientes (trad. Pilar Giralt).

El erotismo es un juego exaltante y peligroso en el que el hombre puede enriquecerse y alcanzar una cierta plenitud; pero también destruir a los demás y destruirse. Esto aparece maravillosamente mostrado por Kawabata en «La casa de las bellas durmientes», breve, bella y profunda novela que deja en el ánimo del lector la sensación de una metáfora cuyos términos no son fáciles de desentrañar.

¿Qué esconde esta historia que, obviamente, no se agota en sí misma? ¿La paradoja de que el sexo, la fuente más rica del placer humano, sea también un pozo tétrico de frustraciones, sufrimientos y violencias? ¿Cómo, en este dominio, la civilización no puede desprenderse de la barbarie? Una novela no tiene por qué dar respuesta a estas preguntas; si sabe suscitarlas, y luego pervive y además se enriquece en el recuerdo, ha cumplido con creces su función y debemos agradecérselo.

Mario Vargas Llosa

Sobre el Autor.

Yasunari Kawabata. Osaka (Japón), 1899 – Zushi (Japón), 1972. Escritor japonés que obtuvo el premio Nobel de Literatura en 1968 por su «pericia narrativa, capaz de expresar la idiosincrasia japonesa con enorme sensibilidad». Fue sobre todo un refinado transmisor de atmósferas y emociones, que plasmó con un lenguaje de singular belleza lírica. Sus temas intimistas, a menudo amorosos, son exploraciones de la soledad y de las delicadas relaciones del individuo con los otros y con la naturaleza.

Tuvo una infancia trágica, signada por la sucesiva muerte de sus familiares más próximos. Completamente solo en el mundo a partir de los quince años, «niño sin familia ni hogar», como se autodefinía, completó su educación en un internado y luego en la universidad imperial de Tokio, donde se licenció. Su temprana pasión literaria lo llevó a participar en grupos de vanguardia como el de los neosensacionistas, que oponían el lirismo y el impresionismo al realismo social de los escritores proletarios, y fue un activo impulsor de movimientos y revistas.

En 1925 publicó Diario íntimo de mi decimosexto cumpleaños, género muy frecuentado por los autores japoneses, pero su estilo cobró verdadera personalidad y madurez en los relatos de La bailarina de Izu (1926). Kawabata, cuya sensibilidad le permitía meterse como nadie en la piel de sus personajes femeninos; cultivó un tipo de novela breve, casi en miniatura, desgarrada y episódica. Su obra cumbre es quizá País de nieve (1937), que narra la relación entre una geisha que ha perdido la juventud y un insensible hombre de negocios tokiota.

Entre los títulos destacados de su producción figuran asimismo Mil grullas (1952), El rumor de la montaña (1954), El lago (1955), La casa de las bellas durmientes (1961), Kioto (1962) y Lo bello y lo triste (1965).


Sin Comentarios

Deja un Comentario