Los doce y otros poemas – Aleksandr Aleksandrovich Blok

Por Revisar

Situado en un punto de cruce entre dos épocas, Aleksandr Blok, el más representativo de los simbolistas rusos, nació en 1880 en San Petersburgo.

Como Dostoievski, Blok pretende captar el misterio de la banalidad, el nexo último que se oculta bajo la vida cotidiana. De ahí pasa a la negación, a la metafísica del no ser. A pesar de ello, con los acontecimientos de 1917 se entrega interiormente a la revolución, que concibe como una tempestad de nieve, un torbellino de fuerzas irreductibles.

En este fervor está el origen de Los doce, enigmático poema donde surge de la tempestad un mundo terrible y su contrapunto satírico. ¿Es una proclama bolchevique o una parodia de la revolución? En cualquier caso es un grito por el pasado que muere y también su sublimación en la esperanza del porvenir. Y es, ante todo, una de las cumbres de la poesía rusa de principios de siglo.

Sobre el Autor.

Aleksandr Aleksándrovich Blok (ruso: ????????? ????????????? ????; San Petersburgo, 16 de noviembrejul./ 28 de noviembre de 1880greg.-Petrogrado, 7 de agosto de 1921) nació en San Petersburgo, en una familia de intelectuales; su padre era profesor de leyes en Varsovia y su abuelo materno, Andréi Béketov, rector de la Universidad de San Petersburgo. Tras la separación de sus padres, Blok vivió con parientes de la aristocracia rusa en Shájmatovo. Fue influido por Fiódor Tiútchev y Afanasi Fet. Estas influencias determinarían sus primeras piezas poéticas, posteriormente recopiladas en el libro Ante Lucem.

El 17 de agosto de 1903 se casó con Ljubov Mendeléyeva, hija del químico Dmitri Mendeléyev a la que dedicó Los versos de la Bella Dama (Stijí o Prekrásnoi Dame, 1904), donde transforma a su esposa en el arquetipo atemporal del alma femenina o de la eterna femineidad.

En ocasiones, su poesía parte de entornos banales o sucesos triviales (como en el caso de Fábrika, 1903); si bien se ha considerado que su obra madura refleja el conflicto entre la visión platónica de la belleza ideal y la dura realidad de los nuevos cinturones industriales de las ciudades rusas (Neznakomka (Desconocida), 1906). Así, en su libro La Ciudad(1904-08) dibuja una imagen de San Petersburgo impresionista y misteriosa.

Comparado con Aleksandr Pushkin, a partir de la década de 1910 influiría en poetas más jóvenes. El dato de que Anna Ajmátova, Marina Tsvetáyeva, Borís Pasternak y Vladimir Nabókov dejasen obras en su homenaje, le ha convertido en uno de los autores importantes de la Edad de Plata de la literatura rusa.

Blok recibió la revolución de 1917 con sentimientos mezclados: le trajo nuevas esperanzas, pero se sintió frustrado por el régimen soviético.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea

Sin Comentarios

Deja un Comentario