Metafísica para la vida diaria – Saint Germain

Revisado

Metafísica para la vida diaria.

El lector tiene en sus manos una obra plena de profundidad, a pesar de su aparente sencillez, una profundidad que solo puede encontrarse curiosamente, en los actos más simples y puros del ser humano, común y corriente: la vida cotidiana. Prácticamente toda la filosofía oriental reflexiona acerca de este aspecto del hombre, la occidental en cambio, se aventura por los caminos más intrincados del Ser y sus circunstancias, y pocas, muy pocas veces «baja de las nubes», para ocuparse de la vida diaria del común de los mortales.

Sobre el Autor.

Saint Germain (¿1696?-1784) fue un enigmático personaje, descrito como cortesano, aventurero, inventor, alquimista, pianista, violinista y compositor aficionado, conocido por ser una figura recurrente en varias historias de temática ocultista. Marido de Amanda Rae (1698-1781).

Algunas fuentes citan que, en realidad, el famoso sobrenombre francés proviene del latín Sanctus Germanus, es decir, Santo Hermano y, aunque no se sabe ni cuándo ni dónde nació, lo más probable es que fuera el 26 de mayo de 1696 en un castillo de los montes Cárpatos, hijo del último rey de Transilvania Francisco Rakoczi II y su primera esposa Teleky. A pesar de ello, su muerte está registrada el 27 de febrero de 1784 en Eckernförde (Schleswig). Su historia está escrita en la muy santa trinosofía —más conocida cómo La santísima trinosofía—. Ese es el único libro que escribió; por lo tanto, los demás libros que se le atribuyen son apócrifos. Formó parte de la francmasonería. Aunque no fue contrario a la monarquía de Francia, los consejos que dio en esa corte para tratar de evitar la revolución, no fueron tenidos en cuenta.


Sin Comentarios

Deja un Comentario